Cuando comencé a fabricar complementos jamás imaginé las posibilidades que me ofrecería el PAPEL

Bienvenid@s a KARUI y gracias por estar ahí.
Me llamo Mamen, soy una artesana extremeña, autodidacta y te escribo desde uno de mis lugares preferidos, “el taller”, ese rinconcito de casa en el que conecto con mi parte creativa y dejo fluir mi inspiración… . Aún me pregunto, ¿cómo he llegado hasta aquí?, ya que nunca antes había realizado actividades relacionadas con las manualidades.

Todo comienza en 2014, cuando pierdo mi trabajo. Pasé una etapa frustrante…, todas las puertas se cerraban…, pero mi actitud inquieta me hizo decidir coger las riendas de mi vida. Estaba muy, muy austada por lo desconocido, pero “No me iba a quedar lloriqueando, si no encontraba trabajo, entonces, tenía que creármelo yo…” .

Fué entonces cuando empecé a reencontrarme con mi lado creativo, en un proceso lento en el que también voy encontrándome a mí misma. La necesidad de intentar salir a delante me hizo entrar en contacto con el apasionante mundo de la papelería creativa y, descubro la encuadernación artesanal. Tras la búsqueda incansable de tutoriales y materiales para aprender a encuadernar mis propios álbumes, las ideas empezaban a venir solas a mi cabeza, mi lado creativo comenzaba a activarse!!.
Poco después surgió la idea de empezar a hacer mercados de artesanía. Fabricaba álbumes, libretas y agendas de forma incansable, cargábamos la furgoneta y nos echábamos a la carretera, de pueblo en pueblo. En ese transcurso también surgió la idea de montar una tienda online de venta de material para manualidades. Mi primer emprendimiento consistía en; hacer encuadernaciones y, vender material de manualidades por la web.

Con el paso de unos años, este proyecto parecía no funcionar…, fabriqué con pasión hasta el último momento, había motivación, pero mucha inexperiencia… y mis ahorros se habían agotado, estaba arruinada…, tenía que pedir dinero prestado, las valerianas formaban parte de mi día a día. Ahora estaba; sin trabajo y sin proyecto… . Me enfrentaba así a una de las pruebas más complicadas y a la vez más poderosas que me ha puesto la vida.

Finalizaba el verano de 2018, iba a tirar la toalla para empezar a buscar un “trabajito”, cuando una compañera artesana me cogió por los hombros y me dijo:
Mamen!! tus libretas son preciosas, pero NO se venden. Es momento de cambiar el producto. Piensa!! crea otro producto, pero que sea de papel, piensa!!.
Siempre estaré agradecida, sus palabras me dieron fuerza y motivación (esto era el 8 de Septiembre de 2018). Regresé a casa reflexionando en todo lo que me había comentado Natalie Rousselet (el gato de seda). Tras cinco años haciendo encuadernaciones, en el taller había muchísimo papel… . Me encerré en el taller dispuesta a reutilizar y a dar una segunda oportunidad a todo ese papel. Todo un reto personal, algo en mi interior me decía que tenía que seguir siendo “la jefa de mi vida…”, tirar la toalla no era la opción.

Pensé en hacer lámparas, pensé en hacer complementos, pero… -¡Estás loca!, me dije- ¿quién va a querer comprar un collar de papel…?.

Seguía encerrada en el taller (de la forma más introspectiva que puedas imaginar) y me puse a crear aunque, seguía sin apostar por el producto… . Pronto descubrí que las piezas quedaban rígidas aplicando barniz ¡me encantaba el resultado!!. Tuve una explosión creativa. Empecé a fabricar sin parar y, el 23 de Septiembre de ese mismo mes, salía a la luz mi primera colección de complementos fabricados con mis manos, capa a capa con PAPEL. Lo mejor de todo era que, estaba reutilizado el papel de las encuadernaciones que había estado fabricando durante todos estos años atrás. Recuperé mi motivación!!

Tiempo después y alguna que otra experiencia reveladora en mi vida, llega KARUI mi segundo emprendimiento, un proyecto novedoso, un nuevo concepto de joyería, enfocado a una MUJER que apuesta por;
la ARTESANÍA, el DISEÑO, la MODA y la COMODIDAD.

Mi primer proyecto “fracasó”, pero me aportó experiencia y aprendizaje para aplicar en éste nuevo emprendimiento que se ha convertido en mi propósito de vida.

IMG_20201215_114414_224-800x800